Relaciones Institucionales

Bases y objetivos de la Secretaría de Relaciones Institucionales – APDH

 

La Secretaría de Relaciones Institucionales que imaginamos en esta hora, tendrá como objetivo y función fortalecer, restablecer y/o constituir lazos de cooperación, asistencia e intercambio con todos los organismos de Derechos Humanos e instituciones públicas estatales y de la sociedad civil, en paridad de trato y reconocimiento, en base a lo prescripto por los estatutos fundacionales de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos.

 

Será también tarea de la Secretaría: difundir los proyectos y las acciones que impulse la APDH; visibilizar su actuación en la promoción y defensa de los Derechos Humanos, particularmente en una época como esta de fuertes convulsiones sociales y de manifiesta violencia institucional, en la que desde el Estado se vulneran derechos y garantías fundamentales y se afecta gravemente la Democracia y la República.

La APDH se ha ganado un lugar destacado entre sus pares, goza de identidad propia y es valorada más allá de nuestras fronteras, por lo que entendemos prioritario sostener y divulgar esa identidad en todos los ámbitos posibles, ampliando su agenda propositiva de conformidad con lo que dispongan sus autoridades y en consonancia con lo que mandan sus estatutos.

En este sentido, siguiendo las pautas fijadas por la Mesa Directiva, la Secretaría intentará realizar sus fines, procurando en todos los casos poner de relieve la labor de la APDH, de sus órganos y secretarías, publicitando sus acciones y brindando información  relevante a la comunidad sobre su obra. Asimismo mantendrá su presencia activa en los ámbitos en los que ya es parte destacada y procurará sumarla a otros que la reclaman y en los que sabrá aportar su valiosa experiencia institucional.

Serán los poderes estatales, los organismos y organizaciones nacionales e internacionales, las universidades y las centrales sindicales y sus gremios, en su más amplia acepción, sujetos preferentes de lo objetivos de esta Secretaría. Para ello se priorizará el contacto permanente con todas sus áreas, cuerpos orgánicos, regionales y juntas. Ello a sabiendas que esto requerirá una especial atención a la  comunicación que nos dispensemos y que en esta etapa demandará los mayores esfuerzos.

La tarea por delante tiene como fin servir a la Institución y su mira está puesta en la mantención y fomento de relaciones lo más estrechas y fraternas posibles con el resto de las asociaciones que comulgan históricamente con los postulados de la APDH y también con aquellos espacios que reconozcamos se constituyan en base a lo que son los empeños y aspiraciones permanentes de la Asamblea.

Partimos de lo mucho que nos dejan quienes nos precedieron en esta empresa, apreciando ese enorme trabajo y sabiendo que queda otro tanto por hacer. Somos concientes de que los vínculos con muchas entidades se han fortalecido, procuraremos consolidarlos y avanzar estableciendo nuevos, que nos permitan ser y presentarnos como verdaderos protagonistas de esa misión común que nos identifica.

Nuestra guía es priorizar la unidad con otros colectivos, aún en la diversidad de nuestras miradas, prácticas e intereses. Partiremos desde la muy apreciable experiencia acumulada. Se trata entonces de caminar a la par y en buena compañía. Este es nuestro humilde e imperfecto compromiso en esta hora, siempre dispuesto a ser perfeccionado.


Contacto

El intercambio de información y las necesidades de cada área, para poder concretar los objetivos propuestos, requieren de un contacto permanente con: La Mesa Directiva, la Comisión Ejecutiva, las Secretarías, las Regionales y las Juntas Promotoras.

 

Vínculos

 

Nos permitirán encarar acciones que, a la vez de prioritarias, ayuden a  fortalecer, recrear y/o cimentar además de unidad, lazos de cooperación, asistencia e intercambio valioso con otros espacios,  priorizando la Mesa de Organismos, de la que la APDH es parte y cuyo sostén y fortalecimiento hoy es fundamental.

A partir de allí los vínculos con el Poder Legislativo (Nacional y Local), Bloques; el Poder Judicial, (Federal, Ordinario Nacional y Local); el Ministerio Público (Fiscal y de la Defensa); Centrales sindicales y sindicatos; Universidades, Cátedras especializadas y Centros de Estudiantes; las Organizaciones sociales (territoriales); las Iglesias; los Partidos Políticos, las Defensorías del Pueblo Nación y CABA; la Procuración Penitenciaria, entre otros, deben ser parte de la agenda a materializar. En esta estrategia es igual menester, fortalecer las relaciones con los organismos regionales (vg. CIDH) y universales (vg. ONU).   

 

Comunicación

 

Se trata justamente de lograr comunicarnos, en tiempo y forma, y también de comunicar hacia afuera, dando cuenta de la vasta presencia de la APDH en los diversos escenarios en los que activa y es protagonista.

La prensa propia que logremos armar, es además de un anhelo del Organismo, de esta Secretaría y la entendemos como una necesidad imperiosa en pos de visibilizarnos y a la vez de rendir cuenta de la enorme labor que pesa sobre la Asamblea.

 
Provincia: